Nace el primer observatorio del consumo en hostelería a tiempo real

FEHR ha puesto el foco en la digitalización del sector Horeca


En efecto, la Federación Española de Hostelería (FEHR), a través de Fehractiva, e IRI, experto en Big Data, tecnología y análisis, crearán un observatorio de consumo del canal horeca. Utilizará los últimos avances en modelos de analítica predictiva para ofrecer al mercado la información en tiempo real más profunda y exacta sobre lo que está ocurriendo en esta industria.

FEHR ha puesto el foco en la digitalización del sector Horeca, que al estar compuesto en un 90% por micropymes, ha priorizado otras necesidades. Por su parte, IRI va a aplicar la dilatada experiencia en analítica y Big Data en gran consumo, tanto en España como a nivel internacional, así como su experiencia con el canal horeca en otros países, para ayudar a dar el salto cualitativo que la hostelería y la industria que se mueve a su alrededor necesitan en nuestro país.

La hostelería es uno de los motores económicos de nuestro país, con cerca de 300.000 establecimientos abiertos al público, que da trabajo a más de 1,6 millones de personas y que aporta un 7,4% al PIB. Por ello, es prioritario para el sector disponer de herramientas de conocimiento y análisis de las tendencias de consumo que se producen en él, que redunden en un crecimiento sectorial y aporten valor a los proveedores que trabajan para este canal. Comprender estas tendencias es clave para optimizar recursos, conocer nuevas necesidades o implementar nuevos productos.

Herramienta para hosteleros y proveedores de alimentos

Para José Luis Yzuel, presidente de FEHR: “este acuerdo es un gran avance para el sector de la hostelería y la industria alimentaria porque al recoger su información en la nube, podrán contar con informes acerca de la posición competitiva de su negocio, lo que se traduce en una herramienta de gestión muy valiosa, que indicará al empresario sus áreas de mejora. Los proveedores, por su parte, contarán, por fin, con la herramienta que tanto tiempo llevan demandando que aporte datos tanto del consumo periódico como del resultado de acciones promocionales que quieran realizar”.

Para Fernando Zaldívar, director general de IRI España: “Este proyecto es, posiblemente, el más importante en el que se ha embarcado IRI en los últimos años. Es especialmente significativo porque lo vamos a desarrollar de la mano de FEHR, que está liderando la transformación tecnológica en el sector para poder desarrollar estrategias de negocio más centradas en los clientes, tanto para fabricantes como para establecimientos hosteleros”.

(c) por InfoHoreca, 8 de septiembre, 2017
Sat Cafeteras / Hostelería / Big Data

El primer restaurante en Europa de la cadena de cocina americana original de Shanghái Blue Frog estará en Madrid, en el centro comercial Parquesur (Leganés)

El restaurante de Blue Frogde Parquesur será el primero de la marca en nuestro país, que realizará nuevas aperturas en 2018.



En efecto, la cadena de cocina americana es original de Shanghái, donde lleva más de 10 años operando. Pretende ofrecer un viaje al universo culinario de la América de hoy, con un menú de más de 50 recetas propias preparadas  como las costillas cocinadas a baja temperatura o los postres, helados y milkshakes, de elaboración propia con divertidos y originales sabores.

Asimismo, destaca la utilización de ingredientes sorprendentes, que pueden disfrutarse en platos como los nachos con guacamole con fresas, las ensaladas con kale o sashimi de atún.
El local de Parquesur, propiedad de

Unibail-Rodamco, contará con un entorno atractivo, de inspiración neoyorkina, con diferentes espacios (zona de barra, dos terrazas, snacking area, mesa comunitaria y zona de dining) y con una ambientación musical y una iluminación que contribuyen al disfrute máximo de la comida y de la compañía.

Blue Frog es una marca del grupo AmRest, que opera más de 1.200 restaurantes en 13 países, entre ellos Tagliatella y Starbucks.

(c) infohoreca.com, 30 de agosto, 2017
Blue Frog en ParqueSur, Leganés
Sat Cafeteras / Hostelería / Cadenas / Leganés


Bares y restaurantes crecen un 1,1% en 2017

277.539 establecimientos en el año 2017

Madrid. 30.882

El sector de la restauración afianza su recuperación en España y crece un 1,1% el número de bares y restaurantes en 2017, lo que suponen 2.962 bares y restaurantes más que el año anterior (274.577) con un total de 277.539 establecimientos en el año 2017, según los datos del DIRCE publicados por el INE el pasado 31 de julio.

Por Comunidades Autónomas, Andalucía (49.642), Cataluña (43.859), Comunidad Valenciana (32.104) y Comunidad de Madrid (30.882), aglutinan más de la mitad de los negocios, representando el 56,4% de la restauración española en el año 2017.


Grafico 2017

VARIACIÓN INTERANUAL POR COMUNIDADES AUTÓNOMAS

Aunque la mayoría de las Comunidades Autónomas han visto abrir nuevos negocios de restauración en sus calles, hay tres comunidades que han perdido locales de restauración durante el 2016. Es alarmante el descenso registrado en el País Vasco, que pierde un total de 1.563 locales, el 11,8% de su hostelería en un año. Le siguen Castilla y León, donde desciende el 1,1% de su hostelería, con 187 locales menos; y Galicia, que pierde el 0,6% con 125 locales menos.

GRÁFICO LOCALES DE RESTAURACIÓN EN 2016


Grafico 2016
(c) hosteleriamadrid.com, 22 de agosto, 2017
Espana gana 2.962 bares y restaurantes en 2017
Sat Cafeteras / Hostelería / España / 2017


El atentado terrorista de Barcelona y de Cambrils

ponen en jaque al motor de la economía española

El turismo ya se veía amenazado por las limitaciones de visitantes en algunas regiones y la oleada de turismofobia.

En efecto, el atentado en la madrugada del viernes puede poner en jaque al motor de la economía española, el turismo, en un momento, precisamente, en que se veía amenazado por las limitaciones de visitantes en algunas regiones y la oleada de turismofobia desatada en algunas regiones como Cataluña, Baleares y País Vasco. La masacre, además, se ha producido en plena temporada alta, a mitad de agosto, con las playas y las calles repletas de turistas.

El sector aporta más del 11% del Producto Interior Bruto (PIB) y año tras año la llegada de extranjeros al país bate récord tras récord. El pasado año, la cifra ascendió a 75 millones de turistas, con Cataluña como principal destino.

De hecho, en los últimos tiempos España se había beneficiado del temor de los ciudadanos a ir a destinos como Londres, París o Bruselas tras la sucesión de atentados perpertrados por el islamismo radical. Un informe reciente de Exceltur hacía referencia a la incidencia que estaba teniendo para nuestro país estos terribles acontecimientos. Así, sólo en el primer semestre del año Barcelona habría visto incrementado en más de 360.000 el volumen de visitantes extranjeros y Madrid en algo más de 300.000 por este efecto y por la caída de la demanda europea a destinos competidores del mediterráneo, tales como Egipto, Túnez o Turquía, países que también se vieron afectados en los últimos años por ataques terroristas en sus hoteles.

La gallina de los huevos de oro, por tanto, podría verse afectada gravemente a partir de ahora y podría tener efectos severos en la recuperación económica. Los datos son reveladores. El sector representa la mayor industria con una contribución al empleo del 13%. Más de 2,3 millones de españoles trabajan en la actualidad en puestos relacionados con la hostelería, el transporte y otras actividades adyacentes.

Sólo en el primer semestre llegaron 36,6 millones de visitantes extranjeros y las previsiones para el conjunto del ejercicio apuntaba a más de 80 millones. Toda una marca histórica. Y el gasto de los turistas creció entre enero y junio un 15%, hasta los 37.217 millones a pesar de que la reactivación europea es aún lenta y de las primeras consecuencias del Brexit para los británicos.

Importante reto

Aún es pronto para hacer vaticinios sobre lo que ocurrirá, pero el temor ya existe entre los empresarios y las autoridades. París, por ejemplo, perdió 1,5 millones de reservas hoteleras en 2016, debido a la cadena de atentados que sufrió desde finales de 2015. Una caída que fue superior a las estimaciones y la peor desde 2009. Hubo cancelaciones de grupos y menores entradas de turistas en los principales museos, como el Louvre, y en instalaciones de ocio, como Disneyland.

Ahora España y, Barcelona en particular, se enfrenta al reto de mantener su atractivo turístico y arrinconar el miedo. Un tarea nada fácil después de los acontemientos de ese verano, con pintadas contra la masificación de extranjeros y los límites a las licencias hoteleras.

La Ciudad Condal recibe casi 10 millones de turistas extranjeros cada ejercicio, siendo el centro neurálgico de las visitas en toda Cataluña. Es más, sólo en un día pasan 200.000 personas por Las Ramblas que se elevan hasta las 300.000 los fines de semana. En los seis primeros meses del presente ejercicio la Comunidad Autónoma recibió 8,6 millones de viajeros internacionales, un 10,3% más que en el mismo periodo de 2016.

El volumen es casi la cuarta parte de los turistas que llegaron a todo el territorio nacional. La importancia de este sector es, incluso, más relevante para la economía catalana que para la española, por lo que mantenerlo a flote es sustancial. Supone el 12% de su PIB y genera cerca del 14% de su empleo (452.300 personas).

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la mayor parte de los visitantes internaciones son de origen francés y británico. Hasta junio el gasto desembolsado asciende en conjunto a más de 2.117 millones, ya que cada turista se deja cada día 189 euros, una cantidad que cada vez es mayor. Se incrementado de manera interanual un 4,6%.

En las últimas semanas Barcelona ha centrado el foco de los medios internacionales por los actos vandálicos contra el turismo y los ataques contra los hoteles, hecho que obligó al presidente Mariano Rajoy, a poner de relieve la importancia del sector para la economía y la estabilidad de nuestro país. "Atacar el turismo es un sinsentido y un disparate", obra de "gente que se siente más cómoda en las malas noticias, en la pobreza y en el aislamiento", indicó de manera contundente en plena polémica.

Los expertos coincidían en señalar que el efecto de la denominada turismofobia sería, previsiblemente, limitado, pero que a medio plazo podría generar problemas acuciantes si no se actuaba con cambios en la regulación y con campañas para mejorar la salud del sector.

Uno de los cambios que prononen es mejorar la calidad del turismo y dejar atrás el de 'borrachera'. España recibe siete veces menos de visitantes denominados de calidad y compras que otros grandes destinos como Francia e Inglaterra. Para incrementar este tipo de turistas se debería acaparar extranjeros no comunitarios. Sólo dos de cada diez proceden de fuera de la Unión Europea, lo que resta potencial de riqueza y valor añadido.

Americanos y asiáticos proporcionan cantidades de gasto muy superiores a los franceses y los británicos, por lo que una llegada masiva de los primeros supondría un aumento de la recaudación.

Según datos de Egatur, la Encuesta de Gasto Turístico que elabora el INE, cada francés que nos visitó el año pasado gastó de media 602 euros, cada británico 911 euros y cada alemán 990 euros. Unas cantidades que ni tan siquiera suponen la mitad de los 2.593 euros que cada visitante chino dejó de media en nuestro país. Se dan casos en los que este tipo de visitantes llega a gastar 1.400 euros diarios solo en compras.

De esta manera, si España duplicase la cifra de turistas extracomunitarios lograría elevar sus ingresos en 17.000 millones de euros, hasta superar los 94.000 millones anuales. Esto, de acuerdo con los últimos datos disponibles, los relativos a 2016, porque todo hace prever que el nivel de gasto de este colectivo aumentará este año.

(c) eleconomista.es, 18 de agosto, 2017
El sector aporta más del 11% del Producto Interior Bruto
Sat Cafeteras / Atentados IS / Barcelona / turismo




Airbnb ya supera los 13.000 pisos en Madrid

Y SE PROPAGA RÁPIDAMENTE POR EL DISTRITO CENTRO

Sólo el distrito Centro acumula más de la mitad de las ofertas de la ciudad, con el barrio de Embajadores a la cabeza

Ya hay 17.000 apartamentos turísticos ilegales en Madrid, el doble que en 2015

Así se vacía un barrio por culpa de la gentrificación: el caso de Lavapiés

Los alquileres turísticos en Madrid están en el punto de mira este verano. En internet hay multitud de plataformas dedicadas a este tipo de anuncios pero una de ellas domina el mercado, Airbnb, cuyo crecimiento ha hecho saltar las alarmas del sector hotelero. En la capital cuenta con 13.335 alojamientos anunciados, contabilizando pisos y habitaciones privadas y compartidas; es decir, prácticamente se han triplicado desde los 4.790 de hace sólo tres años.

Airbnb asegura en sus comunicaciones oficiales e informes que sus usuarios buscan "experiencias únicas en barrios poco turísticos, queriendo vivir como locales", y que en España muchos de sus pisos están situados "fuera de los principales distritos hoteleros de las ciudades". Además, define a sus anfitriones como miembros de una comunidad que "alquilan ocasionalmente sus propios hogares". Los datos indican que en Madrid sucede exactamente lo contrario.

Según la última actualización de los datos del año 2017 recopilados por el sitio web Inside Airbnb, que tuvo lugar en abril, más de la mitad de viviendas anunciadas en Madrid se ubican en el distrito Centro. Los barrios de Embajadores, Universidad (Malasaña), Palacio, Sol, Justicia y Cortes son, por este orden, los que concentran la mayor parte de la oferta de alquiler en la plataforma.

Embajadores, 'zona cero'

Sólo en Embajadores se contabilizan hasta 1.849 anuncios, más que en cualquier distrito completo de los 20 restantes de la capital. En 2014 este número no pasaba de 680. El resto de barrios del centro han experimentado un aumento similar de alojamientos.

Esta auge ha sido relacionado con el fenómeno que padece Centro de turistización y de gentrificación, el proceso por el que la población original de una zona céntrica y popular es progresivamente desplazada por otra de un nivel adquisitivo mayor. El distrito es, en proporción, el más afectado de la ciudad por la salida de población, pues tiene un 9% menos que hace siete años. Y Embajadores es su zona cero: más de 23.200 vecinos han abandonado la zona desde 2010, según revelaba EL MUNDO el domingo pasado en su informe sobre gentrificación en Madrid.

El resultado de esta expansión es que ya no queda una zona de Madrid a la que no llegue Airbnb, cuyos anuncios se reparten por toda la capital abarcando sin excepción sus 128 barrios a fecha de abril, que son 129 desde junio tras la incorporación del Ensanche de Vallecas. Y se cuelan en el 'top 20' algunos tradicionalmente poco o nada turísticos como Trafalgar, Arapiles, Almagro y Gaztambide (Chamberí); Palos de Moguer, Acacias y Delicias (Arganzuela); o Puerta del Ángel (Latina).